Cuando tome la decisión de volver a escribir en el blog, solo estaba convencido de una cosa, y era que dentro de la purga de post viejos que iba a hacer, tenia que dejar este…

Disney tiene magia, tiene eso que ninguno de nosotros sabe describir con exactitud. No solo es el lugar mas feliz sobre la tierra, sino que también es el lugar donde los sueños se convierten en realidad. Y de eso trata este post! Magic Kingdom, Wishes, una historia de vida…

Star light, star bright, 
first star I see tonight. 
I wish I may, I wish I might,
have the wish, I wish tonight.
We’ll make a wish, and do as dreamers do,
and all our wishes…
will come true.

Hace casi 2 años atrás, transcurría una charla con una de las lectoras del viejo blog y ella me dice algo asi como…“Wishes es mi historia de vida”, lo cual me genero un gran interrogante y le ofrecí el blog para que si tenia ganas contase esa “historia”.

Con ustedes uno de los post mas hermosos que tendrá el blog, la magica historia de Ximena … A soñar…

“Hay algo que nos identifica a los amantes de Disney, y es que que creemos en la magia. Creemos una y otra vez y disfrutamos de ello. Uno crece y sigue siendo niño, uno sueña y los sueños se hacen realidad…porque la magia existe…porque nunca dejamos de soñar…

Hace muchos años, la magia hizo que P. y yo nos conociéramos cursando la ultima materia de la facultad antes de recibirnos . Porque yo creí en que podía recibirme cuando los médicos me mandaron reposo de 6 meses. No fue casualidad, fuimos nosotros que seguimos soñando…

Crecimos, nos enamoramos, proyectamos, dejamos nuestra ciudad natal y partimos a la jungla. Nada nos detenía porque éramos dos soñadores de la vida. En esa vida rosa, transcurrieron los años, nos casamos y teníamos el proyecto perfecto y calculado al milímetro de la familia y la felicidad….pero puede fallar…

No era tan sencillo y tan fácil como lo habíamos soñado, pero nunca dejamos de creer que ese sueño se iba a hacer realidad.

Cuando nos casamos elegimos Europa como luna de miel, porque como buena soñadora quería mi luna de miel en Paris, por eso decidimos en medio de esa lucha, organizar un viaje y volver. No se que pasó en el medio, pero con todo el plan armado, cambiamos el destino y decidimos volver a Disney, magia…quizás??? Pasajes, averiguaciones, felicidad, todo era valido para despejar la cabeza. Hoy lo recuerdo y creo que todo estuvo digitado milimétricamentre….

A fines de abril escuche las palabras mas tristes de mi vida cuando un medico nos dijo que naturalmente no íbamos a poder tener hijos. Nosotros viajábamos en Mayo. 

Como contadora que soy hacia números a mil. Nos enfrentábamos a costosos tratamientos de fertizilación asistida, y teníamos un viaje en puerta que se llevaba parte de nuestros ahorros. Claro que pensamos en no viajar, pero ahí fue cuando creímos en la magia, ahí fue cuando supe que no iba a ser fácil pero que íbamos a poder tener hijitos.

Viajamos con mis cuñados. Eramos 4 adultos disfrazados de niños. El calor de mayo nos agobiaba pero no puedo dejar de recordar la cantidad de veces que se me llenaron los ojos de lagrimas….Ver a una pequeña vestida de princesa, ver a bebitos en sus cochecitos, imaginar a mis hijitos corriendo, jugando, disfrutando…Solo suspiraba y me tragaba las lagrimas….lagrimas que fueron imposibles de contener cuando cae la noche, cuando Main Street se ilumina dejando al fondo a la estrella, al castillo, a ese lugar de sueños y de magia…

Vimos Wishes desde ahí, desde plena Main St, agobiados de calor y de gente…Abrazada a mi marido, deseé con todo mi corazón estar ahí con ese hijo soñado y llorando como estoy llorando ahora, supe que volvería con el…o ella….Y lo prometí frente a ese castillo…volveríamos los 3.

Y …. DREAMS COME TRUE…

Nada fue fácil, nada fue simple, nada fue sin lagrimas y sin ansiedad. Pero nunca bajamos los brazos, nunca dejamos de soñar. La vida nos sorprendió con tres corazones latiendo y solo pudimos reírnos, reírnos y llorar…llorar de felicidad.

Sabemos que ser padres de trillizos es estar tocados por una varita mágica, que haya sido todo perfecto, con salud, el embarazo, el nacimiento, los primeros años, fue mágico… fue increíble, somos unos afortunados de la vida, y no dejo cada día de agradecer y agradecer y seguir creyendo en lo mágico de esta historia.

Nunca, nunca, desde que supe que estaba embarazada, deje de pensar en como sería volver. Con trillizos, sabia que iba a demorar un poco mas, que iba a costar un poco mas, pero a pesar de todo eso, nunca deje de pensar y planificar. Cuando se lo planteé al padre de los niños, no hubo duda y decidimos viajar con los trillis de 3 años por primera vez. Invitamos a los abuelos para que nos acompañen y así colaborar un poco con la logística. Era todo un plan perfecto, compramos los aéreos en abril 2013 para viajar en febrero 2014….pero puede fallar.

Quizás no tan duro como lo que vivimos en 2009, pero tuvimos 1500 piedras en el camino antes de subir al avión, heavy heavy, al punto de tener 5 pedidos de cancelación de aéreos. En fin…. como dijo el gran Walt, “If you can dream it, you can do it”

Y así llego el día, decidimos parar dentro de Disney, con 8 entradas y 4 visitas a MK. Todo armado exclusivamente para ellos, comidas con princesas, fotos con todos los personajes, vueltas y vueltas en Dumbo y finally…ver juntos Wishes.

Para que contarles que el primer día, los trillis dormían y protestaban mientras yo me emocionaba y me enojaba del cansancio que tenÍamos. El segundo Wishes, lo pudimos ver mejor desde Main street, pero claro, uno imagina la perfección de los niños esperando a Thinkerbell en el aire, y los nenes querían jugar con sus globos!

Analizándolo tiempo después me di cuenta que mi planificación fue perfecta pero agoté a todos. 🙂

La ultima noche de MK, tuve mi revancha. Y me cansé de llorar de felicidad. Teníamos cena en BOG y yo suponía que por el horario no llegábamos a ubicarnos para ver Wishes. Salimos, hicimos un par de pasos, mientras ya se escuchaba el audio del parque y de repente…MAGIA! …. estábamos AHÍ!!!! abajo de las luces, mirábamos para arriba y teníamos mil estrellas para pedir deseos, teníamos mil sueños cumplidos, mil noches sin dormir, mil mamaderas, mil pañales cambiados, mil abrazos en silencio…mil sueños mas por delante….

Abracé a mis hijos y volví a llorar…. habría prometido volver de a tres, y volvimos de a 5, 5 años después, where dreams come true…

Nunca, nunca, dejemos de soñar….Y hoy me hace muy feliz saber que mis hijos con 5 años lo entendieron clarísimo y piden volver!!! Nos vamos a negar???? 🙂  ….WDW we are go!”

Ximena.

And all our wishes…
will come true.

Saludos magicos amigos.